Atendemos las 24h para Urgencias: 606 13 88 17

Secretaría para información, horarios, precios:

96 114 60 65

Dejar de fumar

Dejar de fumar es posible, siempre y cuando realmente quieras dejar de fumar (es el único requisito que le pedimos a nuestros pacientes).

"Sesión única e individual de hipnosis para dejar de fumar" (dejar de fumar en una única sesión de hipnosis).

Si realmente quieres dejar de fumar, éste es el sitio adecuado para ello.

Dejar de fumar con hipnosis se considera como el método más sano, seguro y eficaz para eliminar el hábito y la adicción al tabaco.

PREGÚNTATE AHORA:

¿Quieres abandonar el hábito de fumar?

¿Estás harto y cansado de fumar?

¿Estás buscando un método que funcione para dejar de fumar?

Ahora puedes dejar de fumar en una sola sesión. La hipnosis es la solución más rápida y eficaz para superar la adicción a la nicotina (tabaco).

MÉTODO "TUS": Terapia Única Sesión (método registrado).

El método TUS consiste en un conjunto de cinco técnicas sugestivas/aversivas muy exclusivas para que puedas abandonar el hábito de fumar con una sola sesión.

En el tratamiento bajo hipnosis para tabaquismo única sesión, se utilizan ejercicios conductuales y un encadenamiento de cinco ejercicios aversivos exclusivos. Todo ello reforzado con el ejercicio "salivación tabaquismo", para evitar recaídas.

Tipos de fumadores:

El fumador negativo: Es aquel que fuma en situaciones de crisis y utiliza el tabaco como un relajante.

El fumador hedonista: Es aquel que fuma de forma controlada y disfruta del placer del humo del cigarrillo.

El fumador habitual o crónico: Fuma constantemente sin ser consciente de ello, consume el tabaco en grandes cantidades y en la gran mayoría no sabe por qué fuma.

El fumador drogodependiente: Fuma constantemente y se siente incomodo si le faltan los cigarrillos. No puede estar sin un cigarrillo en la mano, y enciende uno tras otro.

El fumador pasivo: Es aquel que no consume el tabaco de forma directa, pero es afectado de los otros que lo consumen. La combustión del cigarrillo en personas que están cerca de los fumadores, por la expulsión de sustancias gaseosas contaminan e intoxican el organismo de las personas que están a su alrededor y no están fumando, ya que lo que los fumadores expulsan es tres veces más tóxico que lo que tragan. En el caso que sea un niño el fumador pasivo, las consecuencias no serían las mismas, sino que se verían más agravadas.

Sustancias dañinas del tabaco:

El humo del tabaco contiene más de 4.000 sustancias de las cuales 60 son perjudiciales para la salud. Las principales son básicamente tres:

• Nicotina: La nicotina es un alcaloide que provoca taquicardia, hipertensión e intensa vasoconstricción periférica. Esto hace que aumente la cantidad de oxígeno que necesita el tejido cardiaco y al entrar el aire viciado por el humo favorece las crisis cardiacas. La nicotina es la responsable de la adicción del fumador al consumo del tabaco. Los pulmones absorben hasta el 90% de la nicotina cuando se da una calada al cigarrillo, mientras que esta cifra se reduce al 35% si el humo sólo pasa por la boca. La nicotina es la que crea la adicción, produce tolerancia, crea dependencia y cuando se intenta dejar aparece el síndrome de abstinencia.

• Alquitrán: Este componentes es el de mayor grado tóxico, y está conformado por más de 500 sustancias distintas. Es irritativo y cancerígeno. Cada calada hace que se deposite una pequeña película de alquitrán en las zonas con las que está en contacto el humo: boca, garganta y pulmones, donde se acumula provocando irritación y alteraciones en las células.

• Monóxido de carbono: Gas asfixiante capaz de causar enfermedad y muerte por su capacidad de producir hipoxia grave; es decir, impide el transporte de oxigeno en sangre y aunque el fumador respire normalmente, el oxigeno llega en menor cantidad a todos los tejidos.

En resumen: La nicotina es la que crea la adicción. El alquitrán el responsable de la aparición de cáncer y el monóxido de carbono el responsable de que entre menos oxigeno en sangre. Y los tres en conjunto son los responsables de las crisis cardiacas. Las estadísticas señalan que el tabaco es la principal causa de cáncer de pulmón.

Efectos negativos del tabaco sobre la salud:

• Bronquitis crónicas.

• Enfisema pulmonar.

• Enfermedades coronarias.

• Úlceras de estómago y duodeno.

• Diversos tipos de cáncer (pulmón, bucal, de laringe, faringe, esófago).

• Disminución de la visión periférica y de la capacidad de la visión nocturna, etc.

Síntomas del fumador habitual:

• Astenia: cansancio que a veces, desaparece al fumar.

• Anorexia: falta de apetito, que se suele acentuar al fumar.

• Disnea: dificultad para respirar, que se acentúa con el mínimo esfuerzo.

• Disfonía: ronquera del Fumador.

• Tos bronquial matinal: tos con flemas por la mañana.

• Impotencia a edades precoces o disminución de la libido.

• Coloración amarillenta de los dientes.

• Dolores torácicos difusos.

• Bronquitis estacionales.

• Favorece la aparición precoz de arrugas en el rostro del fumador.

colilla-JJ-604¿Quieres olvidarte de todos estos síntomas que tú conoces perfectamente?

Tu primer día como no fumador:

Ahora puedes despertarte por las mañanas sin la boca amarga, con la lengua y garganta libre de olor y sabor a tabaco.

Ahora tu cuerpo está empezando a limpiarse de nicotina y de todas las toxinas que lleva el tabaco. Incluso te levantas aliviado porque no estás obligado a fumar, has dejado de ser esclavo del tabaco. Después de ducharte te puedes vestir con ropa limpia que ya no huele a tabaco. Ahora empiezas a despedirte de las enfermedades relacionadas con el tabaco.

Tu cuerpo empieza a liberarse de todos los venenos del tabaco, como la nicotina, los alquitranes y monóxido de carbono. Ahora te relajas más fácilmente y te concentras mejor. Cada vez que veas algún fumador pensarás lo mal que estabas cuando fumabas, ahora te sientes liberado y aliviado.

Naciste sin fumar y puedes vivir perfectamente sin la necesidad de fumar:

  • La vida es natural.
  • El fumar es artificial.
  • Vivir sin fumar es muy agradable.
  • El humo del tabaco es muy venenoso y perjudicial para la salud.
  • Debes proteger tu cuerpo contra el tabaco.
  • Ahora quieres vivir libre de humos, libre de la nicotina, libre del tabaco.

Dejar de fumar con la ayuda del subconsciente:

Los tratamientos bajo hipnosis, se basan en la utilización de la mente subconsciente. Mientras que la fuerza de la voluntad es dominada por la mente consciente, mediante la hipnosis se buscan los recursos latentes en la mente inconsciente del fumador, para que éste deje de fumar. Por lo tanto, la terapia bajo hipnosis para dejar el tabaco, está dirigida a la parte profunda de la mente donde reside la imaginación y la creatividad.

 

En la Clínica Hipnos disponemos del método "TUS" (Terapia Única Sesión) para dejar de fumar en una sola sesión. Método en hipnosis propio y exclusivo.

Los comentarios están cerrados.